lunes, 2 de abril de 2018

"¡Parecen animales!" (Mujeres Asesinas, México, S01E03)

"-No diga nada, porque me pueden matar.
-¿Te pueden matar?, ¿qué hay alguien más en esto 
además de tu marido?"

Margarita, ponzoñosa

El caso original que dio pie a esta historia es bastante diferente y sin embargo, el capítulo no deja de ser en serio escalofriante en algunos aspectos, no sé ustedes, pero a mí el asunto de las sectas religiosas me ponen los pelos de punta, porque en serio, de verdad, el fanatismo es una bomba de tiempo, una cosa desastrosa en manos equivocadas... o en todas las manos; así que cuando vemos este capítulo, nos acercamos peligrosamente a una realidad a la que todos estamos propensos, en el caso de la protagonista, Teodora, interpretada por Kika Edgar, era susceptible y las cosas se acomodaron para que cayera en manos de sus victimarios, era un destino fatal, debía serlo.

Teodora conoce al hijo de Margarita (Armando Araiza) en un baile de la comunidad donde viven y hasta donde fue con su tío que es candidato a un puesto de elección popular, tontamente, Teodora se enreda con este muchacho a la primera y el tío al enterarse, va y se la entrega a la familia comandada por la cabeza de la "iglesia de la luz redentora" o algo así, Margarita (que es la extraordinaria Isela Vega); nada más entrar en esa casa, Teodora empieza a sufrir maltrato y vejaciones a niveles espantosos, porque los hombres de esa casa son un asco, entregados a la vida más deplorable, pero siempre protegidos por Margarita, que los reprende violentamente, pero siempre culpa a Teodora, cuando ella sufre los acosos, insultos y abusos.



Con el tiempo, Teodora empieza a sufrir cada vez más maltrato, es golpeada, violada y encerrada constantemente, hasta que desesperada se escapa de casa de su marido y la familia, para ir a buscar ayuda con Doña Carolina, una vecina amable que se preocupa por ella y vela por su bienestar; pero poco le dura el gusto a Teodora y asustada, accede a volver con su suegra, pensando tontamente que todos cambiarán. Pero no es sino otra mentira, cuando Teodora en un intento por calmar a su marido le confiesa estar embarazada, él lejos de tomarlo como algo bueno, lo interpreta mal y se convencen entre todos de que el hijo que espera no es de él y que ella es una cualquiera que quiere amarrarlo y nada más; ahí empieza a gestarse el asesinato de Teodora.

Aunque las autoridades son avisadas de su desaparición, es muy tarde cuando por fin hacen algo y les es imposible impedir la tragedia.

Como en los capítulos anteriores, no voy a revelarles como se cometen los asesinatos, porque mi interés es que vean el capítulo, sólo voy a hablarles de mi opinión; la realización de esta historia es fluída y bien lograda, aunque en efecto, el capítulo tenga violencia casi explícita y escenas fuertecitas. Vemos a Margarita sometiéndose a tortura, usando artefactos para hacerse "fuerte", también vemos la tortura y vejación a la que someten a Teodora y para los que no tengan buen estómago, el asunto puede resultar fuerte; la secuencia del asesinato está muy bien hecha y le deja a uno con un sabor de boca muy amargo, pero sobre todo, bien advertido de lo que puede pasar en esos casos.

Kika Edgar está extraordinaria, su actuación es entregada y al nivel de la historia, sólo veremos actuaciones de ese nivel cuando regrese a la serie en la tercera temporada para interpretar a Paula, que ojalá pronto pueda traerles; Isela Vega se lleva las palmas, su personaje es perturbador, inquietante, cruel, la mirada que se carga cuando es interrogada, su aparente entrega a la "potestad divina" es impresionante, esa enajenación a la par que una consciencia plena de que está haciendo mal, mucho mal.


Es uno de esos capítulos estresantes, que uno dice: ¡Por Dios, cómo vas a seguir ahí metida!, ¡salte por la ventana, caramba!, pero bueno, no es para menos, las actuaciones son muy buenas y el guió bien escrito y dirigido (ese Araiza con su rostro odioso, enfermo... perverso, es una cosa impresionante); para cuando el capítulo se termina, uno en serio desea que a Margarita la hayan refundido en la cárcel, igual que al resto de la familia y después de todo, esa condena tampoco sería suficiente.

Al capítulo le doy un merecido 9.7, y les sugiero que lo vean, porque está muy bueno y es de los mejores no sólo de la temporada, sino de toda la serie, así que muy listos, porque pueden encontrarlo en YouTube y tras ello, dejarme acá su opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario