miércoles, 26 de diciembre de 2012

Actividades fuera de las letras


Y seguramente dirán: ¿Esta entrada qué? ¬¬

Pues tómenla como esas entradas de relleno que luego me gusta hacer, pues vengo hoy a mostrarles un poco lo que hago para ganarme la vida (?), a la par que doy lindos regalitos de navidad (esos se los muestro luego)... lo que les voy a mostrar a continuación son fotos de mis últimos bordados realizados para tres cosas: Relajarme, Ganarme un peso extra y Tener con qué obsequiar a quienes quiero.



El bordado lo aprendí a eso de los 13 años, cuando a mi prima/hermana Betty se le antojó empezar con ello y me contagió las ganas, mi madre me enseñó con una lindas cerecitas para un adorno de la cocina y de ahí empecé y se podría decir que no paré; debo confesar que lo hacía como terapia, me ayudó muchísimo en momentos en los que no estar entretenida con el bordado en las manos me habría significado hacerme/le daño a alguien (tómese aquí como broma... y no) tons, fue algo que me relajó y al mismo tiempo me sirvió para hacerme de algunas cositas. 




De hecho, fue con lo que gané haciendo algunos encargos de bordados y cuadros por mi cuenta, que pude comprar mi primer laptop, que me salvó la vida durante mi estancia en la Universidad; no fue una súper laptop pero la recuerdo con gran cariño, estuvo conmigo cerca de tres años y todavía anda por ahí en la familia, dándole guerra a una de mis primas XD




Yo recomiendo ampliamente hacer este tipo de cosas para terapiarse o para relajarse o para, simplemente, pasar un buen rato; en lo personal es algo que me entretiene bastante, no sé, creo que entreno bien mi mente y que la paciencia a todos nos hace bien. Me gusta jugar con los colores, meterle texturas, inventarme esquemas, de hecho me bajé hasta un programa que me permite hacer esquemas de lo que yo quiera!!! +.+ ya les enseñaré que ando por ahí haciendo cositas de Sailor Moon y de Harry Potter :P

Así que si me preguntan, me encanta mi terapia y más porque me deja lindas cosas a mí y a los míos claro... les comparto pues, algunas de las cosas que he hecho XD

Y bueno, ya que algunas de las cositas que les muestro acá, son navideñas... pues eso... ¡¡FELIZ NAVIDAD de parte de la Osezna y todo su equipo (Mako)!!

Felices Fiestas :P

jueves, 13 de diciembre de 2012

Lo Bueno, lo Malo y lo Free (II)



Pues bien, vamos con la segunda "emisión" de esta jugosa sección que se me ocurrió agregar por acá: Lo Bueno, lo Malo y lo Free; antes que nada me permito comentar que la anterior emisión de dicha sección tuvo buena recepción por parte del autor recomendado entonces, bueno, en realidad por los dos, aunque me preocupaba más uno que el otro XD

Ahora paso nuevamente a dicha sección no sin antes añadir que ésta vez he metido un comentario sobre una historia que no pertenece a mi adorada Potterfics sino a otra casa de fanfics, como lo es la novel Fictopia que aunque últimamente ha tenido más bajos que altos, creo que no debe quedar en el olvido; de una u otra forma, entre los que nos dedicamos al Fandoom es mejor que nos echemos la mano, y dicho lo anterior, vamos de lleno con la sección:



"Siempre me pregunté, ¿cómo una persona se enamora?"

Ya, con eso tengo para que se enfrasquen, ¿sí o no?, ¿no?, ¡Buuuu! ¬¬, ¡¡con eso debería bastarles!!, la historia es muy linda, además de que está llevada con una mano muy hábil hacia donde quiere el autor; hay que reconocerle, sí, que puede parecer una trama trillada quizá, pero créanme que no lo es, si se analiza concienzudamente, aunque quizá muchísimos autores tengan sí, tramas de viaje en autobús, creo que lo que vuelve fresca a esta narración es precisamente su comienzo, su planteamiento: una interrogación.

domingo, 9 de diciembre de 2012

"Contagio" otra película de epidemias...




Primero, hay que decir las cosas como son, a mí estas películas me gustan menos que las de horror, porque me causan cierta sensación de... angustia, que no me gusta, pero igual las veo porque soy MUCHO muy masoquista en muchos aspectos de mi breve y vana existencia; la película es de 2011, el título en inglés es Contagion y el director es Steven Soderbergh... sí, ese que tuvo que ver con cosas increíbles como Erin Brockovich, Ocean's Eleven, Traffic o Solaris.



Pues bien, que uno esperaría que con ese elenco, se vieran cosas sorprendentes, hay que reconocer que las primeras escenas son realmente de espanto y muy bien logradas, pero cuanto más crece la película, más decrece la intensidad de la misma; pese a que trata muchos elementos de la realidad con gran precisión y elocuencia, hay que reconocer que no es de las mejores películas que he visto sobre el tema, de hecho es un poco... floja.

Creo que en su necesidad de ser realista y de estar bien escrita y sobre todo muy bien filmada, pierde mucho peso y se vuelve una de esas cintas que ves una tarde en casa, pero que francamente no comprarías para vértela otras cuatro o cinco veces en la vida, vamos, que si la vuelvo a ver, será para hacer otra reseña o porque la están dando en tv y en otros canales hay nada.

El elenco es maravilloso, Marion Cottilard (en un personaje intenso pero muy, muy apagado que pierde su impacto inicial, pese a lo muy bien que siempre se ve la Cottilard, hay que reconocerlo), Kate Winslet (otra que empieza con bríos y acaba por difuminarse lentamente y como dicen por ahí, sin pena ni gloria), Matt Damon (otro que se consume, bueno que todos en esta película empiezan genial y acaban en personajes que no pasan, simplemente no crecen) y la grandiosa Gwyneth Paltrow (de quien lo único interesante es la escena en que convulsiona... ¡ah, qué buena actriz!), vamos que ni Jude Law con su característica guapura, levanta.



La historia es buena, está tratada con pinzas (demasiadas a mi gusto) y ofrece una buena panorámica de lo que en lo social, económico, como político cuando hay un virus desconocido atacando al mundo entero; creo que lo que más atenta a la aceptación de la película o a su calidad y presteza para prevalecer, es que no hay un momento característico de verdadera vitalidad, que nos tenga a la orilla del asiento, hay un enigma, sí, que te tiene esperando el final, pero no hay una sola escena que te provoque real expectativa y/o ansiedad.

Lo peor es que tiene un reparto asombroso, que se va opacando poco a poco, o mueren o simplemente no hacen nada relevante, nada que te haga decir "Oh Dios!, como XXX en Contagio!!!", no para nada, lo que además es una pena, por la promoción que se le hizo; lo que puedo decirles es que vi la película y me hizo recordar otra de hace algunos años, muy buena también (y creo que hasta mejor) con Dustin Hoffman, Outbreack, o en español "Epidemia"... esa es buena, te mantiene con ganas de seguir viéndola y no se vale de un elencazo, que al final no detona. Claro, que el misterio final se resuelve bastante bien y nos deja con la ya sabida moraleja de: lávate las manos antes de comer y después de ir al baño (háganlo).

Les recomiendo la película, como digo, está muy bien filmada, excelentemente bien lograda, tiene buen contenido y mejores tomas, las actuaciones son buenas y la historia está bien escrita; pero si buscan en esta una historia para la posteridad y la memoria de todos y cada uno de ustedes... pues no, tómenla como de recreo y pasatiempo. 

Nada más.


viernes, 16 de noviembre de 2012

Lo Bueno, lo Malo y lo Free I



Pues bien, a mí me gusta eso de leer a detalle cuando puedo y mucho más comentar al respecto, ésta vez me tomé la libertad de irme a echar un ojito a mi adorada Potterfics, ya saben, ahí nací y me encanta ir a ver de vez en cuanto por esos lares; pues bien, que me paseé dando una miradita, leyendo trocitos de por ahí y de por allá y quizá lo que más me llamó la atención y me hizo detenerme a mirar mejor en algunas esquinas es el título que tienen las historias de hoy día por ahí. Vamos, que todos tenemos que considerar bien que es el título lo más importante en cada historia, cada fic depende del título y si éste no atrapa lo suficiente, de nada sirve el resto del contenido; ahora bien, que pasando al estreno de esta sección, me pongo a comentar un poquito lo que me encontré, clasificándolos de la mejor manera.

Y así, a la nueva sección de mi blog, porque no hay mejor forma de explicar su contenido que hacerlo, digamos, gráficamente:


domingo, 11 de noviembre de 2012

American Horror Story... y la sonrisa estúpida en mi rostro +.+







Sí, una sonrisa estúpida con todas sus letras aparece en mi rostro, mientras un escalofrío de horror invade mis brazos; hace algunos meses intenté comenzar con esta serie, la mala idea fue sentarme a ver el primer capítulo con mi madre... sí, con mi madre... no, no acabamos de verlo... ajá, ella no recuerda haber visto la serie conmigo... ajá (._. )

Bueno, el punto es que hace unos días volví a proponerme el verla, sobre todo ahora con el estreno de la segunda temporada, vamos, que andamos viendo muchos estrenos buenos: The Walking Dead (ya hablaré de ella) y ahora American Horror Story; me senté a ver el primer capítulo, con calma, regresando en las partes necesarias, analizando la historia y los personajes y puedo decir... que me ha encantado XD. Les reto a ver el intro, sólo eso, y seguramente caerán por la curiosidad, y si eso no les pone la piel chinita, pues entonces me preocupan (?); la trama sigue la vida o la nueva vida, mejor dicho de una familia que se muda a una vieja casa, una casa con más pasado del que ellos mismos van cargando. 

¿Qué hacer cuando te encuentras huyendo de un pasado tan nimio para tu nuevo hogar, que es más probable que el pasado de ese lugar lo envuelva y lo ahogue... y te ahogue?


Hace mucho tiempo que no veía algo así, digo, tiene toda la estructura de una constante historia de horror, con la ventaja de ser una serie en que, aunque tenemos siempre varias historias divididas para darle frescura a cada capítulo, también tenemos una historia general que va condimentando todo; pese a que es una serie bastante fuerte (constantes asesinatos si no explícitos sí perturbadores, además de recurrentes escenas de orden sexual), tiene mucho para ser disfrutada abiertamente, sobre todo para verla de corridito y por la noche; los personajes son esféricos, definidos y por qué no decirlo, encantadores, las historias absolutamente creíbles y asfixiantes, los ambientes... ¡wow, los ambientes!, los colores de la casa, las épocas, las escenas están tan bien filmadas que a la brava y sin consideraciones de que te acomodas en este universo, ¡te acomodas!

La música además, qué cosa... juegan con temas de otras cintas, los incrustan en sus tramas y le dan un nuevo toque de frescura que los revitaliza... ¿qué decir del silbido bien conocido de Kill Bill amenizando esas caminatas por el pasillo de la escuela al lado de Tate?... mejor aún, ese mismo silbidito acompañando al pequeño Michael y la frase genial de Constance: ¿Qué voy a hacer contigo?... ¡Asombroso!

Me atrevo a decir que es de lo mejor que he visto en televisión como serie de horror, llevándose por las patas a muchas series que funcionaban por medio de la sorpresa, con terror más que nada dado a la fuerza, aquí tenemos de los dos tipos, un miedo de lo inesperado y un miedo de lo sutil; frases que se van quedando grabadas capítulo a capítulo y acciones que sabemos tienen futuro y que nos dejaran al filo del asiento hasta bien entrada la temporada. Me recuerda mucho a varias adaptaciones de cuentos o novelas de Stephen King que se hacían con mucha frecuencia para televisión, pero que debo aceptar y recordar bien, no lograban atrapar del todo, porque eran muy abruptas, demasiado hechas a lo tosco.


No me dejarán mentir al reconocer que en efecto, series como la adaptación de It, o algunas otras de King, eran demasiado abruptas y hechas, con perdón de la expresión, a fregadazos, daba miedo por lo abrupto de las tomas, lo oscuro de los ambientes, lo violento de las apariciones, más que por la esencia misma de las historias; en esta serie sí tenemos sorpresas, sí tenemos violencia, y sí, ambientes oscuros, pero incluso a la luz del día tenemos elementos para sentir escalofríos y si no, nada más vean a la chacha de la casa que a ojos de todos es una anciana, pero a ojos del protagonista ni Carmen Electra se vería tan sensual (está bien, ella sí, ya, ya). Así que vamos a ponerle velocidad, se las recomiendo hoy, para que se pongan pilas y empiecen a ver la segunda temporada :P

Ni hablar más de los capítulos, que yo ya estoy que palmeo como foquita por la segunda temporada, les recomiendo verla y les recomiendo analizarla, que si nada más la ven sin buscarle el hilo negro, les dará muchos sustos e inquietudes, pero revísenla, júzguenla y seguro les dejará más que una herramienta para darle a sus lectores, más de una deliciosa pesadilla.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Cloverfield




-... puede ser de otro planeta y haber volado hasta aquí.
-¿Como Superman?
-¡Sí, exacto!... espera... ¡¿tú sabes quién es Superman?!
-¡Oh Dios mío!... ¿tú sabes quién es Superman?... ¡Woooo!, tenemos un vínculo muy especial... ¡Espera!, ¿Y sabes quién es Garfield?


"Monstruoso" es el título que se le dio en muchos países a esta, por favor, déjenme decirlo así, excelente película, claro que aunque sí, el título le cae pero que ni anillo al dedo, como que de todas formas me quedo con el título en inglés, que aunque no tiene mucha relación, tiene una fonética más seductora (y no estoy diciendo con ello que me gusten mucho las palabras en inglés, sólo puntualizo que en este caso Cloverfiel, suena mejor que Monstruoso que es más profunda y oscura); pues bien, les estoy hablando de otra famosa película "encontrada", ésta vez es una cinta de horror enfocada en la ciencia ficción muy al estilo de cintas viejas como King Kong o Godzilla, ya saben, una enorme criatura enfurecida (en este caso espantada) ataca sin tregua a la ya tradicional Nueva York, lo que me hace preguntarme si esta metropolí tendrá algún imán para criaturas mutante-extraterrestres o simplemente pasan por alguna tiendita, piden un mapa y de casualidad dicen: ¡Hey, este sitio parece genial para instalar mi madriguera!

Dirigida por Matt Reeves (Director y guionista de la versión americana de Let me in, que espero reseñarles prontito) y producida por J. J. Abrams (recordemos su fantástico trabajo en Lost), Cloverfield sigue la tendencia actual de las cintas muy a lo cinéma vérité, en que nos ponen en los ojos de los protagonistas y vivimos todo desde la visión de las, en este caso, víctimas de semejante suceso trágico; la cinta es ambientada en Nueva York en su totalidad, recorre distintas locaciones en su mayoría calles y túneles, y nos proporciona una impresionante visión de lo que sería ver a semejante ciudad hecha pedacitos. Me atrevo a decir que una de las escenas más emblemáticas de la película es el momento increíble y casi surrealista en que la cabeza de la Estatua de la Libertad pasa rodando por la calle, llena de arañones y golpes; confieso que ver esta película me ha dejado un excelente sabor de boca, no sé, ha significado mucho más contenido y emoción que películas que ya reseñé y que están hechas en el mismo tono, como Fenómeno Siniestro o Con el diablo adentro.




La trama es en realidad bastante simple y tiene varios errorcillos que creo necesario puntualizar, los protagonistas se encuentran en una reunión, tipo fiesta de despedida para uno de ellos que ha sido ascendido en su empleo y será enviado a Japón, al principio es sólo la filmación de la "pachanga", los amigos dando mensajes de despedida y ánimo y demás, luego nos adentramos un poco más a la historia individual y nos enteramos que el protagonista, Rob, se encuentra ligado a Beth por un amor ya añejo, pero que además pasa por un mal momento y les vemos peleados; el nudo de la historia comienza con un temblor, una explosión y sin más ni más, todos estamos escondidos en una tiendita viendo una nube de polvo y escombro invadir las calles, mientras el lento y pesado andar de algo enorme se escucha haciendo vibrar hasta la más rígida fibra de frialdad en los espectadores. Aunque estamos presenciando algo muy similar a Godzilla, el simple hecho de estarlo viendo todo desde la cámara en manos de Hud, le da a todo un peso de mayor realidad que va mermando la tranquilidad que teníamos encima; los constantes movimientos, el viaje por salvar a Beth una vez que nos enteramos que está mal herida y la perdida de personajes entrañables (bueno, Jason obviamente era el líder del grupo, hasta que claro, el pececillo le da un aletazo y acaba muerto y por supuesto, la sensacional Marlena que en un sólo diálogo con Hud se gana mi absoluta admiración y pasa para ser de mis personajes favoritos) nos van envolviendo de modo tan efectivo que realmente la cinta absorbe y lo mejor, conquista.

sábado, 20 de octubre de 2012

Tendría uno que estar loco... (Fenómeno Siniestro)



"¿Eras paciente aquí?, ¿Vivías en este hospital?"

Bueno, como todos saben últimamente se ha disparado una moda muy simple en cine de horror, ya antes la había mencionado, las películas de "testimonio" o como algunos les llaman: cintas encontradas; probablemente sea uno de los negocios más redituables del cine de horror actual, después de todo nada da más miedo que ver todo desde los ojos de la víctima/testigo o incluso, ver lo que ocurre mientras duermes, mientras estás en otra habitación o cuando está sola tu casa. Así se han vuelto tan famosas cintas como la Saga de Actividad Paranormal, la de [Rec], películas como Con el diablo adentro (que reseñé hace algunos meses), el Último exorcismo o esta que hoy les traigo a comentar: Fenómeno Siniestro.


Fenómeno Siniestro (Grave Encounters) es una cinta canadiense del 2011, dirigida por The Viciuos Brothers, ha sido criticada tanto para mal como para bien, primero que nada por su inicio lento y pesado, los primeros 24 minutos transcurren sin absolutamente nada además de locaciones que pudieran causar algún atisbo de temor; la película trata de los miembros de un reality que viajan hasta un hospital psiquiátrico aparentemente embrujado para grabar su sexto programa, de hecho, nos enfrentamos a la realidad de muchos programas de corte paranormal: la invención. Vemos a los conductores buscando cosas que pudieran luego convertirse en algo que cause miedo, obviamente se valen de artilugios bastante simples e incluso irrisibles, planeando hacer flotar cosas en una habitación o bien, llenar los muros de una sustancia verdosa fosforescente a la que planean hacer pasar por ectoplasma. El problema llega cuando, sin que se den cuenta, empiezan a ocurrir reales eventos paranormales, que no detectan y que empiezan a envolverlos.



viernes, 19 de octubre de 2012

"Martyrs" el desconsuelo ante lo humano




Existen manifestaciones artísticas que logran golpear una, muchas o todas las fibras sensibles de cada persona, unos prefieren tocar la fibra de la ternura, otros la del romance, algunos más la del suspenso, la rabia, el dolor o el miedo; mucha gente goza con mirar una película de romance más de lo que disfruta las de comedia, y así como hay gustos simples, los hay perversos, como los que disfrutan de las películas de horror y en el límite de ello, los que se deleitan con el "gore". Ya antes había comentado que soy una fan asidua de las películas de horror, pues bien, que también hubo un momento en que me enfoqué en el gore; admito que lo dejé cuando, por el paso del tiempo y el abuso en ver este tipo de cine, empecé a sentirme desconectada, insensible y cansada, cuando alguien empieza a desempatizar con la víctima, cuando la violencia ya no te escoce, huye, porque te estás volviendo medio monstruo.

Al menos esa es mi forma de pensar, claro está, ahora bien, dirán: ¿A qué viene todo esto? ¿Qué no ibas a recomendar o reseñar una peli?, pues sí, eso vengo a hacer, pero preferí empezar con esto, que de lleno con la cinta; Martyrs, es una película francesa de corte horror/gore/suspenso, dirigida por Pascal Laugier, la localicé en uno de esos paseos extraños que hace uno por Youtube y que terminan, casi siempre, en videos que no sabes ni cómo acabaste viendo. Antes de cualquier comentario sobre la cinta, su significado o su contenido, voy a permitirme realizar una advertencia general: Tienes menos de 18 años, jamás has visto una película de horror-gore o bien verlas te altera los nervios, entonces NO VEAS esta cinta; Martyrs es considerada una cinta de culto, su tema es denso, sus interpretaciones infinitas, su contenido... pesado como una mole, destructivo como una bomba, tóxico y revelador.

La trama gira entorno a Lucie, una chica que escapa de lo que parece ser una prisión aterradora, su cuerpo aloja cicatrices permanentes del daño que sufrió y su mente ha quedado dañada para siempre; la película da el giro absoluto cuando nos enfrentamos a la misma Lucie pero 15 años después, armada con una escopeta irrumpe en una casa y en una veloz masacre acaba con todos y cada uno de los miembros de una familia. El colapso del espectador se hace patente cuando la vemos tirada sobre una de sus víctimas llorando y gritando un desesperado "¿Por qué me hicieron esto?"



viernes, 12 de octubre de 2012

El regreso de la Osezna...


... y una recomendación enorme






Pues bien, que he tenido que llegar acá desempolvando los muebles y quitando las telarañas de los muros, vamos, ¡que para abrir la puerta de las oficinas de administración de la Osezna he tenido que derribar cuatro metros de hierbajos y enredaderas!... bah, ustedes saben lo que quiero decir, me había ausentado mucho y pos eso no es bueno; pero ya estoy de regreso, ojalá con muchos nuevos bríos y mejor aún, con sus lecturas y visitas por acá.


¡¡¡LA OSEZNA VIVE!!!




Y pasando a lo que nos atañe, la mega recomendación de hoy, pero sobre todo, el comentario de la publicación de una obra que me es familiar y que me llena de emoción; hace ya algunos meses, mi querida amiga y colega Kajiura a quien recordarán por sus participaciones en Potterfics dentro de algunos concursos y que ha tenido a bien atemorizarnos con sus letras, me dio la oportunidad de echarle mano con su novela... ¡Sí!, novela, confieso que no he hecho más que leerla y darle consejos, los pocos que he podido y con la mejor intención de todas, el resultado, es una novela amena, prometedora y sobretodo, primera manifestación creativa de esta joven autora.
No quiero decirles mucho más de mi experiencia trabajando con Kajiura, eso es algo del todo personal, solamente puedo recomendarles la obra, que la esperen, que la obtengan y la disfruten; es un trabajo que sin lugar a dudas, se merece que lo lean. Kajiura, o mejor dicho, Itzabella Ortaceli, pone en sus manos su trabajo, tiendan sus manos, les aseguro una gran aventura.



miércoles, 10 de octubre de 2012

El "Sexenio Valiente" de los Spots de Felipe Calderón



Política... en apariencia y lo confirmará cualquiera que me conozca, soy de esas personas a las que poco o nada les interesa la política de su país, mucho menos las condiciones en que nos encontramos, no paso de lo social y me va o viene quién o qué nos gobierne, porque creo más en el que cada uno debe hacer su parte de la tarea y no nada más las cabezas que a veces están, ¡oh sorpresa!, vacías como cocos; no obstante, las condiciones actuales que aquejan a mi México (porque si es de Calderón, de Ricardo Monreal, de Enrique Peña Nieto, de Andrés Manuel López Obrador y de cualquier otra cantidad de politicos y politiquillos, entonces también es mío) sí me obligan a comentar un poco sobre un Spot televisivo que ha estado desde hace unos días apareciendo en la televisión mexicana.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Ya que estamos en las películas sobre el diablo...

Bueno, no había tenido oportunidad de hablar antes de esta película, confieso que me encanta, es realmente de esas cintas que una ve, se frustra, la sufre, la goza, se ríe y se enoja y de pronto podría hasta llorar... El diablo viste a la moda, bueno, ¿a qué viene esta película cuando estoy hablando de las de horror?, bueno, pues me enfoco sólo en la palabra "diablo" que me ha de servir como nexo; hablo de una comedia dramática de 2006, y sus protagonistas son las actrices Anne Hathaway y la grandiosa Meryl Streep, en uno de sus papeles más memorables. Primero que nada vale la pena decir que es una cinta basada en el libro homónimo de la periodista Lauren Weisberger, quien se especula sufrió un martirio similar al de la protagonista durante el período que trabajó para la directora de Vogue USA; pues bien, la película no sólo ofrece una panorámica de lo que ocurre en el mundo de la moda, sino que además manifiesta claramente una sátira de ello, del extremo de las apariencias y sobre todo, de la exigencia del mundo de la imagen (si por algo no me entregué yo con pasión al mundo de las pasarelas, a poco creen que no me lo ofrecieron, por favor!). 

jueves, 15 de marzo de 2012

¿Con el diablo adentro?

·         
Entre mis muchas pasiones he de confesar que soy una obsesiva del cine de horror, me encanta ver cualquier tipo de película que prometa ponerme los pelos de punta; no obstante, he de reconocer que soy bastante nerviosa, del tipo de persona que ve una película de terror mordiéndose las uñas hasta sangrar. Se me ha preguntado muchas veces porqué lo hago y francamente no tengo una respuesta, quizá es mi creciente masoquismo, no lo sé; no había pensado en reseñar este tipo de películas, hasta que vi esta en particular y recordé que la pobre Osezna tiene ya más tiempo en pausa que muchos de mis fics (miento, esos tienen más, pero vamos a dramatizar un poco).

                El día de ayer se me ocurrió poner a descargar esta cinta de terror concebida bajo la muy redituable y siempre atemorizante temática del exorcismo y esta mañana bajo el cobijo de mis sábanas y a sabiendas que mi cabecera está a resguardo de un crucifijo, me puse a verla; Con el diablo adentro es una película norteamericana dirigida por William Brent Bell que narra el viaje de una joven en busca de la verdad sobre la condición mental de su madre, en lo personal, el tráiler me fincó cierta curiosidad por verla; básicamente la historia es bastante común, María Rossi asesina a tres personas en las inmediaciones de su casa y es posteriormente internada para su cuidado en un sanatorio del Vaticano, si con eso no han deducido ya toda la trama, no sé qué más les haría falta.

                La hija de María, Isabella, Bella para los compas (vamos dando pautas para que algunas fanáticas de la novela fantástica tan de moda hoy día empaticen), está decidida a confirmar lo que su padre le confesara antes de morir: María asesinó a esas personas durante el censuradísimo ritual del exorcismo católico; así nos enfrascamos en un viaje a Roma con la intención inicial de infiltrarnos en la escuela de exorcistas y posteriormente, en la visión de algunos rituales reales, porque claro, para aprender bien las cosas qué mejor que la práctica. Cuando menos te das cuenta, Isabella ha hecho migas con dos miembros de dicha escuela que para colmo y por MERA CASUALIDAD o gracia divina, practican exorcismos sin autorización de la Santa Sede y así, sin más ni más y bajo la idea de “Quiero ayudar a mi mami”, estos dos curas, esta chica extraña y su camarógrafo se lanzan a practicarle el ritual a la formidable pintora María.

                No voy a echarles a perder la trama contándoles qué pasa aquí o qué pasa allá, me limitaré a rendir mis opiniones al respecto:

·       En los últimos años hemos visto una explosión avasalladora de un nuevo estilo de cine: El Falso Documental, en su momento tan afortunado como El Proyecto de la Bruja de Blair y tan desafortunado como… pues sí, como esta porquería de Con el diablo adentro; ¿por qué la tacho de porquería y de forma tan ruda?, bueno, si me venden que iré a una sala de cine a ver cosas espeluznantes, pagando la minifortuna que ya es ir a estos sitios y además esperando un horror en verdad intenso, me siento fatalmente defraudada (gracias al cielo que yo la descargué); la película no sólo está marcada de profundos clichés, sino que además tiene un final tan absurdo y vago, que uno siente como si le hubieran dado cinco minutos de película y no una hora con quince.

·     A diferencia de otros films de este tipo como Actividad Paranormal o El último exorcismo, Con el diablo adentro tiene la terrible desventaja de boicotearse a sí misma; generalmente en cintas de exorcismos, lo que tienes en la cabeza cuando empiezas a verlas es: cuerpos contorsionados a niveles sobrehumanos, pupilas absolutamente dilatadas, cambio de voces, cambio de luces, sacudidas, ataques, gritos y sobre todo, lenguaje obsceno de labios de los pobres posesos, cuando entras al cine a ver una película de exorcismos, eso ya lo sabes, verlo en la pantalla es sólo el plus y a veces no sorprende tanto, el arte está en sorprenderte con lo demás, la trama, los personajes, el final que viene como una vuelta de tuerca, y no, esta película no lo hace.


Para los fanáticos del cine de horror y sobretodo de este tipo de películas de posesiones, no será difícil seguir a lo que me refiero, me permitiré poner un par de ejemplos:


-El exorcismo de Emily Rose: Pese a que el corte no es de falso documental, esta película logró llegarles a los fanáticos del género gracias a sus efectos de buena calidad y a que lograba filtrar y entretejer dos tramas, por un lado la historia de Emily y por el otro el post-Emily; sin lugar a dudas una de las cosas más rescatables de esta cinta (aunque sólo lo sea para los creyentes marianos como yo), es el desenlace, que acaba por darle un giro muy sabroso a la trama y pinta de otro color la historia, sin quitarle ningún mérito a su calidad visual.

-El último exorcismo: No es la GRAN película de horror, pero tiene un final muy respetable, un final que de momento no entiendes, pero que luego bajo una mirada analítica, te revela muchísimo más de lo que la película inicialmente parecía contener; es un excelente intento de falso documental, bien logrado y al menos, con mejores fines.


La calidad de Con el diablo adentro no es mala, por el contrario, tiene buenas actuaciones y está bien filmada (pese a cierta escena que se ve muy obvio que la intención es enfocar plenamente algo que ha de sorprenderte luego), aquí el error es el final, que termina por dejar más cabos sueltos que otra cosa; si quieren iniciarse en el género, la recomiendo, es ligera, tiene sus partes impresionantes y esas cosas que te tienen en suspenso un rato, si son espectadores digamos nivel experto, mejor no pierdan su tiempo y sigan de frente, no hay nada qué ver aquí.