lunes, 1 de mayo de 2017

"Y eso que tú no contestaste ninguna!" (Familia de Diez S01E24)

Me siento como cuando luego de una larga semana, llega un viernes...

¡Por fin es el final!, al fin nos hemos encontrado con el último de los capítulos de esta serie que nos ha divertido, entretenido muchísimo y sacado una que otra carcajada con su comedia de situación; la trama del último capítulo es genial:

Hartos de la forma como han venido viviendo, desesperados por la situación ya insostenible en que cohabitan esa casita, los miembros de la familia están en las últimas de su paciencia, así, sin saber cómo, se ven beneficiados con la oportunidad de ganarse una casa participando en un concurso televisivo, cuya complejidad consiste en contestar cinco preguntas "sencillísimas"; mientras Plácido, desencantado de la vida, harto de su situación y sobre todo acostumbrado a su siempre malísima suerte decide colgar la llamada y dejar de lado la esperanza asumiendo en automático que se trata de una mala broma o que las preguntas serán la cosa más complicada del siglo, la familia encabezada por Plutarco (sí, por primera vez éste muchacho va a hacer algo cuerdo), deciden seguir con el concurso y probar suerte.


Si usted esperaba que las preguntas fueran fáciles, de entrada le digo que se equivoca y que como Plácido se temía, el asunto está complicadísimo, la casa les va a costar más que un ojo de la cara; pero lo que no piensa Plácido es que cada miembro de la familia tiene habilidad para algo en particular y así es como sin saber cómo, se las va ingeniando para pasar pregunta a pregunta. Yendo desde el nombre científico de las nalgas, pasando por el de algún poderoso cardenal del país, hasta momentos deportivos que pasaron a la historia, grandes actividades del cine mexicano e información histórica que cambió el mundo; así que sí, Plácido no habría podido contestar aquellas preguntas y por tanto, ganarse la casa era un imposible.

Pero con su familia ayudándole, lo logra... bueno, casi lo logra, porque pues no se la gana XD... tampoco es que fueran los más listos del mundo, ¿no?

Creo que al final es lo tan rescatable de la serie entera y de este capítulo sobre todo, el valor de la familia, de estar unidos en ella y de anteponerla a todo, sobre todo de poner las habilidades de la familia al servicio de la familia, en una forma de siempre fortalecerse y ayudarse; así que sí, me encantó ese final de temporada, por lo que lo recomiendo ampliamente y recomiendo que sí, que vean la temporada entera y que si llega a ser cierto que están preparando la segunda... bueno, si están preparando la segunda, acá me tendrán reseñándola con muchas ganas.

Al capítulo le doy un 9.8... y a la serie entera le doy un 9.5... véanla, les apuesto que no será un desperdicio...

Y muertos por dentro... pero de pie, como los árboles...

No hay comentarios:

Publicar un comentario