viernes, 25 de diciembre de 2015

"Who knows, Mrs. Harmon?... We all lost souls." (American Horror Story S01E08)


Para ver los comentarios a los capítulos anteriores, puedes dar click en cada uno de los enlaces, aquí los tienes: S01/E01S01/E02S01/E03S01/E04S01/E05S01/E06, S01/E07

No bueno, que entonces si viene Tate y le digo que necesito ganarme la lotería para ser feliz, en una de esas la gana y me la entrega, ahora que, enterarnos así de que los bebés... o mejor dicho, el bebé, no es de Ben... pues viene a darnos en la torre, aunque enterarnos que el bebé en realidad es de... él... es peor aún.

Vivian se reúne con la mujer de los bienes raíces y Moira y hablan sobre el asunto de que una muerta visitó la casa para "conocerla" y ¡zaz!, damos un salto hacia la historia de nuestros amigos gays que antes vivieron en la casa, nos enteramos de su asunto sadomasoquista y vemos cómo pelearon por estar juntos, aunque no se separaban ellos, sino la casa; así que por fin nos enteramos del origen del traje de látex y porqué estos dos lo tenían en casa, así como exactamente qué significaba el que lo intentaran usar.

Y mientras en la casa se van calmando las cosas sobre los Harmon, nuestra joven y desequilibrada amiga Hayden, confabula con otra desequilibrada mujer, Nora, para intentar volver loca a Vivian, en un afán de quedarse con sus gemelos, aunque sabemos que no le importan los bebés y es sólo una búsqueda de venganza; pronto estamos viendo al autor de los homicidios de aquel Halloween y cómo se desquitó con ellos, la razón es la que no me queda muy clara, pero bueno, de que fue homicidio con saña, de eso sí que no me queda duda... claro, el motivo parece seguir siendo la búsqueda de un bebé para poder hacer a Nora feliz.


Moira nos da la sorpresa de ser bastante culta, conocedora de asuntos históricos y datos curiosos, como el Paroxismo Histérico o cosas de esas y así, va advirtiendo a Vivian de que algo no anda bien en la casa y lo mejor es que se vaya corriendo lo antes posible, a lo que la mujer reacciona efectivamente haciendo maletas y saliendo corriendo; pero la casa no las va a dejar ir de forma tan simple, tiene planes para toda la familia y no va a dejar que se vayan así como así, por muy desesperados que estén. Así los fantasmas hacen su aparición dispuestos a impedir que las Harmon se vayan de la casa, haciéndolas regresar de forma intempestiva, sin embargo, esto sólo deriva en que Vivian tenga unos arranques bastante extraños que acaban por ponerle encima una camisa de fuerza; y claro, lo más interesante del asunto, es que Violet y Tate están llevando su relación a otro nivel, y sí, me refiero a ese nivel extraño.

Creo que cuantos más capítulos avanzan, más estamos cerca de estar envueltos en una bola de nieve que cae por una pendiente, parece que por más que intentáramos detenernos, la caída es inminente y lo peor, es que la bola crece y crece, los muertos aumentan, las locuras se engordan... ¡diablos, cada historia se está poniendo cada vez más extraña y con ello la serie está perdiendo algo de objetividad y credibilidad!; claro, que algunas partes son completamente lógicas, tienen sentido desde la visión de la jefa de casa que está constantemente en contacto con cosas sobrenaturales, ahora bien que si vemos hacia donde nos lleva el capítulo, empezamos a preocuparnos de lo que ocurre. Sobre todo a intrigarnos en qué va a terminar la historia.

Y ahí tenemos a Heyden tratando de seducir a Tate, quien se declara completamente enamorado, por otro lado Marcy lucha por vender la casa, pero no encuentra quien la compre y simplemente está tan frustrada como Vivian quien además tiene que lidiar con Ben y la loca de la amante de éste que se la pasa tratando de deshacerse de ella o de volverla loca, con resultados positivos; y Marcy sale de la casa sin su arma de bolsillo y ni siquiera se da cuenta, y claro, una mujer histérica con un arma no es cosa sencilla de sobrellevar. Así que tenemos un capítulo con homicidios, con verdades horripilantes como la identidad del hombre del traje de látex y de la verdad sobre quién asesinó a los antiguos dueños y cómo.

Y por supuesto y por si fuera poco, un herido de bala, que en este caso es Ben Harmon, claro, acá lo más intrigante es saber cómo es que Violet, viendo lo que acaban haciéndole a su madre simplemente no dice nada... ¡y todo para proteger a un muerto!... no sé, me quedo un poco sacada de onda con esa situación, pero en fin.

Para saber bien a bien de qué hablo, tienen que ver el capítulo entero y conocer de primera fuente lo que está pasando con esta locura, por lo pronto el capítulo es extraño y entretenido, que es su finalidad y pues bueno, ahora tenemos ganas de saber en qué va a terminar el asunto; por cierto, saber el final de los chicos que vivían en la casa, no sé... pega, esos dos muriendo ahí en el sótano, uno perdido en el dolor y la agresión, el otro tendiéndole la mano en un último clamor de romance...

Al capítulo le doy un significativo 8, en comparación con el 7.5 del anterior, pero insisto, aunque atrapa, sería muy bueno acabar de una vez la serie y entender en qué termina todo este enredo monumental.



No hay comentarios:

Publicar un comentario