domingo, 30 de agosto de 2015

"La gente creerá lo que tenga que creer"

Me acuerdo de esto claramente porque fue algo que llamó mucho mi atención por... pues por como se dieron las cosas, resulta que un día prendí la tv en la mañana y en las noticias, creo que con Loret de Mola, estaban Bichir y Del Castillo promocionando una película, mientras ponía mi leche a calentar y me preparaba lo que me iba a comer, estuve escuchando lo que decían, palabras más o palabras menos invitaban a la gente a ir al cine a ver la película, Colosio: El asesinato, les estoy hablando de 2012; para ser franca me piqué y se me antojó ver la película, ya la tenía en mente en mi lista de pendientes a ver, tenía que ir al cine y aventármela o por lo menos, y dispénsenme, comprármela en algún puestito o bajarla de internet. Corrieron los días y ni fui al cine ni volví a pensar en ello, pero algunas semanas después, no sé porqué miré la cartelera del cine al que las pelis llegan un poco más atrasadas acá y me di cuenta que seguía ahí ya con sólo una función y en una sola sala.

Entonces recuerdo haberme preguntado: ¿Qué no le estaban haciendo buena promoción y de pronto simplemente dejaron de anunciarla?, y sí, es que así fue, luego de mucho pensarlo, desde aquella entrevista días antes del estreno en ningún otro programa vi anuncios, ni cortos en televisión, mucho menos espectaculares o posters, nada, pero de verdad NA-DA. A veces soy mero conspiróloga y en esta ocasión y por este tema, me brotó esa vena, porque vamos, creo que todos lo sospecharíamos; pero la verdad es que no fue cosa que nada más notara yo, sino que realmente en un santiamén se dedicaron a ignorar la cinta a fin de que no se le hiciera ni la más mínima promoción y si alguien decía "no la vean", las filas iban a estar kilométricas como en su momento con El crimen del padre Amaro.

Así pues, la película pasó por el valle del olvido, para algunos, yo por mi lado di con ella mucho tiempo después, hace será cosa de unos ocho o diez meses y que la veo... y que me quedo de a seis, ahora entiendo porqué intentar sepultarla en 2012, año de elecciones... año trascendental.




"Hay décadas en las que no pasa nada
y semanas en las que pasan décadas"
V.I. Uliánov


Con esta cita abre la película, filmada en 2012 y escrita y dirigida por Carlos Bolado, thriller de suspenso y conspiración basado en hechos reales, así rezan las primeras letras antes de la cita misma, "ficción basada en hechos reales", pero cuando uno empieza a ver la cinta, más que ficción, parece estar viendo la recreación de hechos sin duda alguna, ocurridos de pe a pa; así tenemos la consternación social que surge luego del atentado a uno de los políticos más simpáticos y llamativos que ha visto México en toda su historia, aunque sinceramente tendríamos que analizar mucho las cosas para saber si realmente era el héroe que todos tenemos en mente.

Ahora bien, la película empieza por mostrarnos lo que pasó con el asesinato de Colosio y como un personaje de gobierno, mencionado como "El doctor", comisiona a uno más "El licenciado" para realizar a la par que la investigación oficial, una paralela que no tendrá ni reservas, ni medidas, y que será del todo libre, permitiéndosele encontrar lo que tenga que encontrar; históricamente no es difícil ubicar a los dos personajes, uno es Córdoba Montoya, jefe de la Oficina de la Presidencia del entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari y el otro José Francisco Ruiz Massieu, cuñado de éste y que tomaría el puesto de secretario general del PRI. Palabras más, palabras menos, los dos discuten sobre la investigación y si es o no, una estrategia para alejar al Licenciado de la opción de contender a la candidatura o simplemente, una forma de, con todo respeto: joderlo.

Así, el Licenciado comisiona a uno de sus trabajadores de confianza (posiblemente miembro de alguna corporación policíaca) para empezar con la investigación, y de ahí se desencadena lo mero bueno de la película; pasamos por cada una de las teorías, desde las de los narcotraficantes del momento, hasta las del simple y muchas veces declarada por la Procuraduría General de la República "verdad histórica" (diríamos usando términos de hoy), teoría del "Asesino Solitario". Vemos entrevistas, comentarios, desde periodistas del momento hablando de pagos del narco y la mafia, hasta reuniones del hermano del presidente (Raúl Salinas de Gortari) donde se confrontaba con un Colosio tajante, un Colosio que amenazaba con acabar con los privilegios y abusos del hermano del presidente, quien para cuando él gobernara, sólo sería una persona más, y peor, un delincuente más.

Entre que si hay un emisario del autor intelectual deshaciéndose de los implicados, tramas personales como la de Andrés el investigador, oficinas de personal judicial que son revisadas y robadas, la viuda de Colosio narrando encuentros entre él y Camacho Solís donde se reconciliaban y Fiscales que son chantajeados con la presentación de historias pasadas, la película va caminando entre diferentes puntos de vista y teorías, nutriendo al ideario popular y reafirmando la sospecha que todos hemos tenido desde que Colosio murio en 1994 y que cierto personaje acrecienta con una sentencia muy simple: No somos incompetentes, sabemos cuidar a nuestra gente... estamos mejor preparados de lo que muchos piensan

Y es cierto, a Colosio no se le estaba protegiendo, si le mataron fue porque no tenía quién lo resguardara... Colosio ya no era de los suyos y dejaron que lo mataran. Simple.

En conclusión, la película está excelentemente bien pensada, se retoman todos los puntos flojos de la investigación y pone en tela de juicio uno de los más grandes absurdos de la investigación judicial en México: ¿giró Colosio en menos de tres segundos lo suficiente como para que Aburto le diera los dos disparos, uno en la cabeza y el otro en el costado?, ¿pudo Aburto, "único responsable", disparar dos veces con la velocidad suficiente, pese a que la gente a su alrededor se le fue encima casi inmediatamente después del primer disparo?

El final, aunque trágico, no es sino un retrato más de la situación política y social en México, con sus defectos y virtudes y con la enorme duda en que nos dejó, Colosio es el salvador, sí, el presidente mesiánico que el país esperaba, desea y no tendrá; así como a él le metieron una bala en la cabeza en plena campaña, así como lo dejaron morir y quedar sin justicia, así, igualita está la justicia en México; le dijeron que la protegerían y permitieron que un tipo se acercara y le disparara en la cabeza, la cargaron intentando salvarla pero cuando no pudieron, no dejaron que se le hiciera justicia, escondieron las manos con que tiraron la piedra o movieron los hilos... y le crearon fundaciones, le erigieron monumentos... y le hacen películas cada cuando, para que no se nos olvide la injusticia en que la abandonaron.





No hay comentarios:

Publicar un comentario