sábado, 30 de noviembre de 2013

Sueños que lloran



Puede sonar muy poético y quizá lo sea... pero no lo es tanto; cuando hablamos de los sueños que lloran, hablamos en realidad de metas inalcanzadas y de competencias fallidas. En los últimos meses, he visto mucho de eso por aquí. Para los que no lo sepan (y que seguramente tampoco es que se estuvieran mordiendo los dedos por saberlo), me encuentro en la etapa final de mi posgrado, en próximas semanas pasaré de ser una Licenciada en Letras Hispánicas, a ser una Maestra en Educación; lo reconozco, sigo sintiéndome más Letrera que Maestra, pero bueno, según documentos que existen en mi archivo, soy ambas, aunque no lo crea o no lo sienta.





Los sueños lloran, sí... en los últimos meses lo he visto... tengo compañeras que tras dos años de duros esfuerzos, de cansadas veladas estudiando, leyendo, resumiendo, analizando, se quedaron a medio camino y tardarán muy probablemente otro año, intentando obtener su grado de maestría; he visto a compañeras de oficina que se quedan sin más preparación por falta de tiempo, que no ganan mejores claves por no tener más años en el sistema, o que pierden puntos por tranzas de los de arriba. He sentido a mis aspiraciones literarias tomar los sueños que las decoraban y llevárselos muy lejos, a ese sitio dentro mío donde está oculta la inspiración, de donde brota a borbotones y chorros tremendos el bloqueo; he visto desvanecerse mis ensoñaciones románticas de una forma, por demás... por demás sorprendente e inexplicable... y bueno, ¿cómo no llorarle a esos sueños?

¡Ah los sueños!... son tantos, los tenemos para todo, hasta para las compras de las próximas fiestas, hasta para las reuniones con amigos... ¡vamos, hasta para la ropa que nos ponemos!

¿Qué haríamos sin sueños?

Como dijo aquel gran autor, "La vida es sueño, no me despierten"... y prefiero llorar mis sueños y volver a soñarlos, llorarlos y volver a tenerlos y llorarlos y volver a llorarlos.

Al final, la vida es ilusión y la ilusión es sueño... la vida es sueño.

Soñemos pues.




 "No need to cry, my sleeping cry..."


No hay comentarios:

Publicar un comentario