viernes, 1 de junio de 2018

¡Anímate!: Citrus (S01E01, 02 y 03)

¡Junio!

Es el mes del Orgullo LGBT, así que vamos a tener puro contenido del estilo, porque bueno, si no nos unimos a la comunidad y ayudamos a difundirla sin estigmas, prejuicios y demás, pues ¿cómo la vamos a fortalecer?, así que vamos a meterle contenido así al blog, comencemos con esta nueva sección de la Osezna: ¡Anímate!, donde nos vamos a ir de lleno al mundo del anime, y comenzaremos con este que es de hecho nuevo, se empezó este año y recién acabó el pasado mes de marzo, estoy hablando del manga yuri más conocido actualmente y el anime del estilo que más llama la atención:



CITRUS


Su autor es Saburouta y el manga se publica desde noviembre de 2012 y aún no se ha concluido, lo diré, el manga es muy bueno, para quienes entran en el mundo yuri es extraordinario y vale la pena que se den la oportunidad de leerlo y disfrutarlo; pero no vamos a hablar del manga, iremos directo al anime que comenzó a publicarse el 6 de enero de 2018 y terminó el 24 de marzo, con doce capítulos. al momento de esta publicación, me encuentro viendo el capítulo 11 recién y el 12 en espera, así que ya veremos cuando escriba la última entrada que me ha parecido el final. Hablemos por ahora de lo que hay y de qué de provecho se le puede sacar, comencemos:

La historia está narrada teniendo como personaje principal a Yuzu ahora "Aihara", quien se muda a una nueva ciudad porque su madre ha vuelto a casarse, Yuzu desconoce prácticamente todo de su nuevo hogar y del entorno al que ahora deberá adaptarse, nada más llegar a la escuela en que le han inscrito se topa con pared, pues por su personalidad de "gyaru" (chica entregada a la moda, maquillaje, etc.) se ha metido de inmediato en problemas, porque su nueva escuela es un colegio para señoritas sumamente estricto; pero pues a ella poco le importa todo, reglas y normas y se las pasa por el arco del triunfo. Sin embargo nada más llegar y romper estas normas se da de frente con su "magna enemiga", la jefa del consejo escolar, una joven estricta, costumbrista y recatada de nombre Mei; hay que decir que Yuzu, tras esa apariencia de chica glamourosa, en realidad tiene un gran corazón y sueña con una relación hermosa y su ansiado primer beso.

La cosa no podría ponerse peor (y mejor para nosotros), porque Yuzu es un imán de problemas y sin saber descubre a la joven Mei besándose con un joven profesor de la escuela, tan sólo unas horas luego de que la misma Mei le diera su "arrimón" para confiscarle su celular; aunque Yuzu se empieza a hacer de amigos, como Harumin, lo cierto es que las cosas no parecen pintarle muy bien, menos cuando ha sido testigo de semejante escena, donde Mei se ve de lo más entregada al asunto. Este primer capítulo termina con una revelación pasmosa: Yuzu descubre que su mamá se casó con un hombre que ya tiene una hija y sin más, se ha ganado un padre y una hermana nuevos y todo parece de lo más normal, hasta que la hermana resulta ser, ¿quién más?, pues Mei Aihara. Y súmenle que no sólo es la chica callada por excelencia, la chica retraída por antonomasia, sino que además, es la mujer más extraña del universo, pues apenas se le pone, se arroja sobre una sobrecogida y asombrada Yuzu y la besa así sin más, arruinando con eso el ansiado primer beso de su ahora hermana mayor.

Acá acaba el primer capítulo y vamos al segundo donde Mei no sólo se pone melosa con Yuzu, sino que literal le tira los perros en la ducha, desnudas, con besito en el cuello y todo, aunque deja bien clarito que no le está tirando los calzones, sólo pensó que le interesaría que la tocara; Mei es una caja de sorpresas y casi siempre bien traumática, mientras que Yuzu es una chica que defiende lo que piensa y cree, incluso por encima de quien tenga que pasar, hasta para defender a Mei, lo que le trae muchos problemas con el director de la escuela y abuelo de su hermanastra. Yuzu sufre porque Mei parece de lo más tranquila mientras que ella tiene numerosos enredos emocionales porque sabe que no tendría porqué sentir tantas cosas por Mei, menos porque ahora son hermanas, así que está rodeada de un aura de culpa e incomodidad.

Mei parece super dura y fría, pero en realidad se va mostrando por dentro como una sonrosada masa delicada y suave, claro, muy por dentro y donde nadie se dé cuenta; los arranques de Yuzu nada bueno pueden tener y acaba metiendo a Mei en más problemas de los debidos, haciendo que tenga que abandonar la casa en que viven, para vivir con el abuelo, quien manda por ella más bien con lujo de violencia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario